¡NI UN CARAMELO DE REGALO MÁS!

Les confieso que ser juramentado por el Presidente ante el plenario del Congreso de los Trabajadores en el Poliedro fue algo que conmovió profundamente mi ser bolivariano y respaldó lo que hemos venido realizando en distintos roles de la administración pública. Fue un momento inolvidable que quiero retribuir con eficiencia extrema y un trabajo en equipo constante, integrado con las demás ramas del Gobierno, profundo, participativo, con el pueblo organizado y sin tregua en la sanción a infractores o saboteadores.

Todavía resuenan de manera celestial y combativa las palabras del Jefe del Estado: “Voy a darme el lujo de firmar esta ley, rodeado de trabajadores y trabajadoras con la firma presidencial. Aquí está pues, burócratas y corruptos, o corren o se encaraman”.

La mejor manera de corresponder tan alta distinción de trabajo es accionando. El plan piloto en el Registro Principal de Caracas comenzó el lunes pasado con gran repercusión positiva, tanto de usuarios como de servidores. Hemos acelerado notoriamente los tiempos para la resolución de expedientes y mejorado la atención. Ahora viene la etapa de capacitación del talento humano, enmarcada en nuestra filosofía de que el usuario siempre tiene la razón y lo merece todo.

Cumplimos con una misión clara: garantizar la seguridad jurídica de las actuaciones de los usuarios mediante la publicidad registral y fe pública, en el marco de la legalidad, de procesos expeditos y oportunos.

Estamos facultados para “cortar corrupciones y corruptelas donde estén” y les juro que lo haremos. Es posible que tengamos que enfrentar mafias sembradas en la Cuarta que no fueron extirpadas. Ahora les llegó la hora, tal como lo hicimos en las otras instituciones en las que servimos.

El sistema es el mismo, por eso los trabajadores de los registros y notarías que pudieran tener vinculaciones de negocios con gestores deben cesar de inmediato en esas prácticas que son consideradas faltas graves e inevitablemente serán pasadas a Fiscalía.

El pueblo no necesita intermediarios para hacer trámites en oficinas del Estado. Lo que pide con todo derecho son mejores servicios y ya se los estamos dando. La experiencia capitalina será trasladada a los 485 registros y notarías de toda Venezuela. Derrotando al burocratismo construiremos una patria más eficaz en la atención de los problemas de las comunidades.

El viaje de cambio comenzó. ¡Rememos juntos!

Un abrazo y sigan participando.

DANTE RIVAS

Anuncios