¡CADA DÍA SOMOS MÁS!

El burocratismo afecta seriamente la productividad del Estado en sus tres niveles. No hay excepciones. Tanto en lo nacional, como lo estadal y municipal los usuarios se quejan duramente de las alcabalas y el mal trato que han venido padeciendo. Lo mismo ocurre en el sector privado, que lo oculta. ¿O ustedes se sienten bien atendidos en las tiendas, bancos, aerolíneas, empresas de autobuses y otros servicios? Por lo que leo y escucho, pienso que la respuesta masiva es no.

Cumpliendo con el mandato presidencial de facilitar los trámites, como Autoridad Nacional de Simplificación de Trámites y Permisos, seguimos avanzando con paso firme. Lo bueno es que encontramos plena adhesión por parte de nuestros colegas de todas las áreas.

De tal forma que con criterio metodológico de equipo estamos unificando ideas desburocratizadoras en los distintos organismos públicos. Cada día somos más los que surfeamos en esta ola positiva que nos está llevando a playas limpias y accesibles para los ciudadanos, combatiendo a los traficantes de influencias que contaminaron todos los procesos como verdaderos parásitos.

En esa frecuencia solucionadora ya están el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC), la Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex), Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces), Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), Servicio Nacional de Contratista (SNC), Comandancia General de la Guardia Nacional, Escuela de Hacienda, Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), el INE y Seniat.

También los ministerios del Poder Popular para la Alimentación, Comercio, Salud, Industrias, Trabajo, Agricultura y Tierra, Transporte Aéreo y Acuático, Planificación, Ciencia, Tecnología e Innovación, y el Servicio de Registros y Notarías (Saren).

Nuestra tecnopolítica se basa en la eliminación de los requisitos que son innecesarios porque solo dificultan y atrasan los trámites. Mientras más requisitos se exigen, solo se benefician los gestores y se fastidia al pueblo estimulando la corrupción.

Estamos construyendo una administración eficiente desconcentrando los poderes y delegando responsabilidades para garantizar mayor eficiencia en las instituciones del Estado. Educamos a los funcionarios para que se sumen a la transformación, para eliminar el burocratismo que es la causa de la corrupción encriptada el siglo pasado.

Los logros ya están apareciendo. ¡Vamos con rumbo seguro!

Un abrazo

DANTE RIVAS

Anuncios