¡GLORIOSA JUVENTUD!

La historia mantiene vigentes sus grandes momentos porque son como espejos en donde debemos mirarnos para remotivarnos ante circunstancias difíciles como las actuales. Por eso surgen en mi memoria aquellos gloriosos años de lucha estudiantil en la Universidad de Los Andes, en Mérida, cuando enfrentábamos a los gobiernos decadentes de la Cuarta, lanzando los primeros gritos duros de reforma y cambio, que luego nos encausaron en esta Revolución Bolivariana de la que estamos orgullosos.

Nunca dudamos sobre cuál era el sendero a recorrer. Sabíamos que nos estábamos jugando la vida, pero los ideales al servicio de las causas populares, especialmente las de los más necesitados, eran el motor que nos impulsaba a estudiar, a capacitarnos y a tener tiempo para esa militancia indetenible, bañada en dignidad y valentía mil veces probadas.

Creo muy bueno y oportuno evocar a José Félix Ribas y aquel heroico triunfo en La Victoria, el 12 de febrero de 1814, cuando la juventud venezolana, enfurecida por la crueldad de Boves, decidió combatir siguiendo a este líder, en una batalla que de antemano se veía perdida por la gran diferencia numérica y de armamento. Aun así, estos patriotas con fuerza, coraje y encendido nacionalismo lograron el milagro y salieron airosos.

Compatriotas: “No podemos optar entre vencer o morir: ¡Hoy más que nunca es necesario vencer!”. Por esto les pido a los jóvenes que honremos nuestra historia, que mantengan viva la lucha y la esperanza. Sumemos esfuerzos, trabajemos juntos para que cada día se hagan realidad más sueños. Para que los logros alcanzados y los derechos que hemos conseguido se mantengan intactos.

 

Un fuerte abrazo.

 

Dante Rivas

Anuncios